Menú
×
Cadena 3

Política esquina Economía

Previsible: ya empezamos con las amenazas

Feletti aprieta a dos súper y no da los nombres. Si congelar fuera un negoción porque las empresas pueden vender más, como dice el funcionario, no tendría que amedrentarlas.

26/10/2021 | 13:01

El secretario de Comercio, Roberto Feletti, acaba de entrar hoy en la etapa de las amenazas. Es inevitable. Forzar a industrias a producir alimentos a precios por fuera de mercado y exigir a supermercados venderlos en contra de su propio interés tarde o temprano lleva a dos acciones.

Una, es la de los aprietes, el patoterismo. Mandar ñoquis a sueldo a amedrentar comerciantes.

La otra es negociar, con expectativas que van desde conseguir alguna contención de precios hasta disimular las patas cortas que, tarde o temprano, han tenido los congelamientos.

Feletti ya había empezado a negociar. Sobre todo con los fabricantes. No le quedaba otra. En su lista había incluído productos que ya no se producen. O puesto precios que el 1 de octubre estaban de oferta. O fijado valores irracionales por su dispersión geográfica. O puesto precios que ignoran olímpicamente los costos de producción.

Hoy, además, empezó con las amenazas. Como todo intimidador, Feletti empezó por el escalón más básico: dijo que hay dos cadenas de supermercados que se niegan a reducir sus márgenes, pero no dio sus nombres. Cosa que los dos súper, si existen, sepan que están a tiempo de obedecer. O cosa de que, si los dos súper no existen, los demás agachen la cabeza ante el riesgo de ser sometidos al escarnio y al escrache militante.

Mientras, el frágil sentido común de la sociedad va a aceptando las atribuciones que Feletti se va adjudicando y sus razonamientos sin ton ni son.

Vamos dando por sentado que Feletti tiene derecho a exigirle a alguien que produzca tal o cual cosa, que la venda a tal o cual precio, o que debe manejarse con tal o cual margen de facturación.

O nadie se larga a reír cuando dice que esta vez el congelamiento de precios va a funcionar porque las otras veces que se intentó se buscaba reducir el consumo. Es un absurdo casi matemático.

Y nadie se sorprende cuando Feletti dice que el congelamiento es genial para las empresas porque van a ganar muchísimo dinero al vender mucho más. Amigo: si tu propuesta fuera un negoción para las empresas entonces no tendrías que andar amenazándolas como estás haciendo.

Todo se multiplica bajo el absurdo mayor de la Argentina: un gobierno de irresponsables que culpan de la inflación a la agroindustria mientras no paran de imprimir dinero trucho.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Por qué dividir Buenos Aires sería un golazo para Centralia

Audio

La UCR huye… de la victoria

Audio

Cristina, a la hora de los bifes

Lo Último

Audio

Por qué dividir Buenos Aires sería un golazo para Centralia

Audio

La UCR huye… de la victoria

Audio

Cristina, a la hora de los bifes