Menú
×
Cadena 3

La quinta pata del gato

Malvinas y un fallo entre la justicia y la polémica

La Justicia y la política van ampliando beneficios a quienes participaron de distintos modos en la guerra.

11/05/2021 | 12:27

La Justicia federal le acaba de reconocer a una oficial de la Fuerza Aérea, Alicia Reynoso, su carácter de veterana de Malvinas, pese a que Reynoso nunca estuvo en las islas sino en Comodoro Rivadavia.

El fallo es polémico porque amplía el concepto de veteranos y puede tener importantes consecuencias para el gasto de la Anses.

Las normas sancionadas después de la guerra otorgaron la pensión, equivalente en ese momento a una jubilación mínima a los conscriptos, los oficiales y los suboficiales que estuvieron en las islas, o que hubieran entrado efectivamente en combate en el Teatro de Operaciones del Atlántico Sur, es decir en el mar argentino y la costa argentina. También les reconoce la pensión a civiles que brindaban servicios o tareas de apoyo en cualquiera de esas dos zonas.

Ahora el fallo que beneficia a Reynoso amplía esos beneficios. En efecto, la enfermera no estaba en Malvinas, no entró en combate en la costa ni era una civil, era oficial. ¿Por qué entonces igual le dan el beneficio los jueces? Usan dos argumentos. Primero, dicen que el rol de las mujeres en Malvinas fue invisibilizado y que merecen un reconocimiento. Es polémico. Ese rol podría visibilizarse por otros medios, como se reconoce el rol de oficiales varones que estuvieron en la costa y que no cobran nada.

Por otra parte, los camaristas sostienen que, como enfermeras, haber atendido heridos en la costa es equiparable a un acto de guerra.

El fallo abre la puerta que no sólo enfermeras sino también enfermeros que estuvieron en la costa consigan los mismos beneficios.

Si sucede, va a ser un paso más en los beneficios cada vez más amplios que van dando la política y la Justicia, que se suman a otros otorgados por provincias y municipios -en algunos casos ventajas para acceder a empleos públicos- e incluso a otros beneficios nacionales, como la tarifa social de los servicios públicos. Desde que se reconoció la pensión honorífica, su valor se triplicó de una a tres jubilaciones mínimas. Los veteranos también pueden jubilarse anticipadamente.

Es imprescindible reconocer a nuestros veteranos. Pero la liberalidad de los jueces debería verificar costos fiscales antes de seguir ampliando la categoría de veterano. Hay varios juicios en curso que pueden tener tremendos impactos financieros. Una demanda reclama que las pensiones de los veteranos, otorgadas en su inmensa mayoría a partir de los 90, sean retroactivas. Nadie se anima a valuar el costo. Otra es que unos 15 mil exconscriptos que siempre estuvieron en la costa, nunca fueron a las islas, no entraron en combate, no eran enfermeros ni eran civiles prestando servicios, también cobren la pensión. Ese sería otro gasto gigantesco para la Anses, que nadie se atreve a calcular.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

El mecánico de Los Zorros, en la trampa de la decadencia

Audio

Ese otro país donde vive el fútbol

Audio

Nuevo plan para mujeres: la jubilación por hijo

Lo Último

Audio

Impsa y la impostura

Audio

Temor a la rebelión

Audio

Pfizer: La gran pregunta sin respuesta del cuarto gobierno K