Menú
×
Cadena 3

Política esquina Economía

El misterio de la Cristina, el ministro y el ajuste

Bajó el déficit y por eso perdimos, dice CFK. No, bajó el déficit pero gastamos más, dice Guzmán. ¿Quién tiene razón? Los dos.

23/09/2021 | 16:52

El pánico desatado en el kirchnerismo por la derrota electoral ha dejado, entre otras consecuencias, un misterio: Cristina Fernández le reprochó al ministro Martín Guzmán haber reducido el déficit fiscal haciendo un ajuste, y que por culpa de esos recortes del gasto, se perdió la elección.

Pero el ministro le ha dicho que está equivocada. Que es cierto que el déficit se achicó, pero que es mentira que se haya hecho un ajuste y que, en realidad, el Estado está gastando más que el año pasado, incluso aunque lo peor de la pandemia ya pasó.

¿Cómo es eso? ¿Cómo se pudo reducir el déficit, el rojo, si gasté más que antes?

Guzmán dice que no hubo ajuste porque lo que pasó es que la economía comenzó a crecer. Y que, entonces, aunque yo gaste incluso un poco más, los ingresos aumentan más que el gasto porque se recauda más que antes dado que la economía se mueve más. Por lo tanto, como los ingresos crecen más, aunque yo gaste un poquito más, el bache entre ingresos y gastos -el déficit- se achica.

Es probable. El año pasado la economía fue decreciendo 10% y Guzmán calcula que para fin de año habrá recuperado 7 u 8 puntos.

Pero hay otra posibilidad. Hay casi seguro otro ingrediente: y es que al ajuste se lo hayan hecho hacer al sector privado. No va a ser la primera vez. Y, de hecho, este año hubo mayor presión impositiva (nuevos impuestos, subas de impuestos, aumentos de bases imponibles, como en el caso de los granos exportados). Hubo ajuste privado ahí. También hubo un endeudamiento explosivo del gobierno para poder cubrir sus gastos, lo que dejó al sector privado sin un miserable crédito porque todo el dinero depositado en los bancos va al Estado. Otro ajuste privado. Y además hubo la siempre genial magia de la inflación: el pícaro de Guzmán nos vendió una inflación de 29% para todo el año que ya en agosto sobrepasa el 32%. Ahí hubo otro ajuste privado a través del impuesto silencioso y no legislado que es la inflación.

Así que no hay mucho misterio. Es lo que hacen casi siempre las maquinarias políticas que controlan el Estado y viven de él. Siempre tienen un motivo para gastar más. Hasta ahora la excusa era la pandemia. Ahora es que tienen que ganar las elecciones.

No hay misterio. Como lo acaba de decir Daniel Gollán, candidato K en Buenos Aires: “Con un poco más de platita en el bolsillo de los votantes, las elecciones hubieran sido otra cosa”. Es la biblia de Cristina. Los Gollán de este mundo nunca van a entender que para seguir comprando votos con plata, necesitan quitarle la plata a otros sea en forma directa o a través de la emisión de dinero trucho. Y eso es exactamente lo que han hecho.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

El peligro del vacío político

Audio

Los salarios en dólares, el corte de pelo y los celulares

Audio

Nace en Córdoba "la" receta para liquidar los subsidios

Lo Último

Audio

El peligro del vacío político

Audio

Nace en Córdoba "la" receta para liquidar los subsidios

Audio

El Papa, los planes y el dinero del diablo