Menú
×
Cadena 3

Política esquina Economía

No te vas a subir más a un avión ni en sueños

El gobierno exige a los almaceneros precios máximos. Ahora los gremios de Aerolíneas Argentinas quieren exigirles a las demás aerolíneas precios... mínimos. Nada les alcanza.

02/11/2021 | 17:32

El jefe de los pilotos de Aerolíneas Argentinas, Pablo Biró, acaba de avisar que el cuasimonopolio que Alberto Fernández le restituyó a a la archideficitaria empresa estatal está lejos de ser suficiente. Los sindicatos de Aerolíneas exigen más.

Ya no les alcanza que empresas como Latam o Norwegian, por nombrar sólo a algunas, hayan abandonado el país. Tampoco le alcanzan los 600 o más millones de dólares que el Estado le tiene que dar cada año a Aerolíneas para pagar sus sueldos, con o sin pandemia. Tampoco les alcanza el aumento exponencial de los pasajes de cabotaje, que han subido muy por encima de la inflación.

Ahora exigen algo más. Lo planteó el propio Biró cuando salió hace un rato de la reunión de sindicatos del transporte con el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

Quieren la restitución del decreto de tarifas mínimas, un viejo éxito del estatismo argento que suprime toda competencia. Impide a cualquier aerolínea vender pasajes por debajo de cierto nivel. Son como los precios máximos de Roberto Feletti, pero al revés.

¿Viste que los piqueteros quieren ir y cerrar los súper que vendan la polenta por arriba del precio que dice Feletti? Bueno, acá quieren ir y cerrar la aerolínea que venda por debajo del precio que quiere Biró y que es el que necesita Aerolíneas.

Es el mundo del revés. Pero eso ya existió antes. Biró dice que el decreto está a la firma pero acusa a Alberto Fernández de ser lo mismo que Mauricio Macri por no firmarlo.

Su teoría es que si no se impone una tarifa mínima entonces aparecen empresas privadas a vender pasajes a precios de dumping porque, dice Biró “su negocio está en otra parte”. No explica cuál es esa otra parte, como si una aérea pudiera dedicarse a perder plata porque sí y para siempre.

El progresismo K tiene un principio para cada gusto. A los súper les meten precios máximos porque según ellos no compiten. A las aerolíneas les meten precios mínimos porque según ellos hacen dúmping. En cualquier otro lado, a estas cosas hay que probarlas antes de que un gobierno intervenga con herramientas menos dañinas que fijar precios. Acá dicen lo que les conviene en cada caso y van fusilando mientras sale el decreto.

En realidad, Aerolíneas Argentinas necesita la tarifa mínima para no pasar vergüenza. Hoy las únicas competidoras que tiene son Jetsmart y Flybondi, reducidas a su mínima expresión porque, por supuesto, no recibieron en pandemia la ayuda que recibió Aerolíneas. Y aún así, una de ellas está vendiendo el vuelo Córdoba Buenos Aires a precios hasta 50% inferior a de Aerolíneas. Y Biró no quiere que se note tanta ineficiencia grotesca.

Mientras, vos olvidate de tomar un avión. El sueño de Aerolíneas es volver a ser la empresa cara para ricos y burócratas con boleto pago por el Estado que siempre fue. Y que vos vuelvas a viajar en micro para siempre. Y lo están logrando. El coche cama de Córdoba a Buenos Aires ya cuesta menos de un quinto que el vuelo a Aeroparque.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Cristina, a la hora de los bifes

Audio

Del gobierno de colisión a un gobierno de coalición

Audio

Una nueva: el precio por aclamación

Lo Último

Audio

La economía está mal del mate

Audio

Una nueva: el precio por aclamación

Audio

Un previaje para todos y todas