Menú
×
Cadena 3

Finanzas municipales

Municipales de Córdoba: ¿por qué no renuncian?

Ganan el doble que el sector privado. Trabajan menos horas. Será por eso que, pese al reclamo constante, no dimiten. Los privados renuncian 13 veces más que los municipales.

16/11/2020 | 13:18

¿Cuánto hace que vienen protestando los municipales de Córdoba, Turco? Me parece que ya llevan tres semanas seguidas. Me llamó la atención. Para semejante protesta debe ser que realmente la situación es terrible en la Municipalidad. Deben ganar poco, pensé. Pero no: los datos oficiales dicen que en promedio cada municipal cobró de bolsillo 90.200 pesos en septiembre, el doble del salario promedio privado en blanco.

Pensé entonces que deben tener jornadas larguísimas. Pero tampoco. Datos oficiales: son 5 días a la semana, el 40% trabaja 6 horas al día y el 60% trabaja 7 horas, mucho menos que las 8 horas del sector privado.

Entonces, digo, se ve que protesta porque trabajar en la Municipalidad debe ser agobiante, insoportable, se debe trabajar como trabajaban los niños en las minas de la Inglaterra victoriana. Entonces me imaginé que debe haber renuncias masivas en la Municipalidad. Imaginate, para tantas semanas de protesta la cosa debe ser imbancable.

Entonces pregunté en la Muni. Y la verdad es que las renuncias son pocas. En los últimos tres años hubo apenas 7 renuncias en promedio al año, con un plantel de 10.500 empleados. O sea, sólo renuncia el 0,07% de los municipales al año. Y es poco. El experto en temas laborales Gerardo García Oro, en base a datos nacionales, estima que las renuncias en el sector privado equivalen al 0,9% del empleo cada año. Es decir que en el sector privado los empleados renuncian 13 veces más que los municipales de Córdoba.

La verdad es que no lo entiendo. Si pese a todas las ventajas que tienen los municipales aún así las cosas son tan terribles para ellos como para que paren la administración y caoticen la ciudad durante dos o tres semanas, deberían pensar en renunciar. Nadie les pide que se inmolen en el altar sacrificial del Palacio 6 de Julio. Es más, a los vecinos nos vendría muy bien que alguno de ellos se pasara al sector privado alguna vez, así, en lugar de vivir de los impuestos de una ciudad quebrada, podrían pasar a pagar impuestos para sacar a la ciudad de la quiebra, como hacemos el resto de los capitalinos. Si tan mal la pasan sería de una gran ayuda que dimitan y dejen de sacrificarse por nosotros. Ganaríamos todos.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

El “dilema kris”: Kristalina o Kristina

Audio

Somos unos capos en el arte de complicarnos

Audio

Los ajustes son de nosotros, las vaquitas son del Estado

Lo Último

Audio

Por qué sube tanto la ropa

Audio

Inflación para idiotas

Audio

Nosotros, los innovadores del atraso