Menú
×
Cadena 3

La quinta pata del gato

Desempleo: la maldición de Córdoba y Centralia

Es donde prevalece el empleo privado. Que fue el que perdió puestos por la pandemia. Con menos empleo público y menos subsidiados, no queda otra que buscar un trabajo. Y eso sube la tasa de actividad.

24/09/2021 | 18:50

El desempleo bajó en todo el país en el segundo trimestre del año. También bajó en el Gran Córdoba. Cayó mucho: de 19,1 por ciento hace un año, en lo peor de la cuarentena más larga del mundo, a 12,4 por ciento este año.

Pero sigue siendo alto. Es la segunda peor cifra del país, detrás de Santa Rosa, en La Pampa.

¿Por qué será? No hay una respuesta clara. Pero me animo a ensayar una hipótesis. Y es que los cordobeses estamos entre las poblaciones más laburantes del país, por el tipo de economía que tenemos. Algo parecido pasa en Santa Fe, en Mendoza, en la franja central del país que aquí hemos bautizado “Centralia”.

Si se presta atención, en las provincias del norte y las patagónicas, donde el empleo público es gigante, el desempleo ni siquiera creció mucho durante la crisis, porque el Estado nunca despide: si tiene problemas para pagar sueldos simplemente aumenta impuestos o emite pesos y luego coparticipa. Al ajuste siempre lo hacen los privados.

Por otra parte, los cada vez más gigantescos subsidios nacionales al desempleo están completamente concentrados en el Gran Buenos Aires, sobre todo en el conurbano bonaerense. Para dar un ejemplo: los beneficiarios de los planes piqueteros son casi un millón en todo el país, pero se estima que en Córdoba son apenas 27 mil. Economistas de la Fundación Mediterránea encontraron que en agosto, por ejemplo, la Nación gastó en Buenos Aires más del doble que en Córdoba en subsidios al empleo.

O sea que en Córdoba, como en gran parte de Centralia, es más difícil vivir sin trabajar en el sector privado, que encima es el que ha perdido empleos, porque es el que sufrió el ajuste.

De hecho, la porción de la población cordobesa que efectivamente está trabajando es de casi 43 por ciento, mientras que a nivel nacional apenas supera el 41 por ciento. Y si el desempleo es más alto es porque una mayor proporción de cordobeses está activo. Casi el 49% de la población del Gran Córdoba tiene o busca empleo, contra menos del 46 por ciento en el promedio del país. O sea que, aunque en Córdoba trabaja más gente, igual hay más gente que busca empleo en comparación al resto del país.

Sea por cultura, por necesidad o por cómo está organizada la Argentina, en Córdoba y en Centralia en general es más complicado sobrevivir sin conseguirte un empleo de verdad en el sector privado. Acá sí, podría aplicarse esa frase que tantas veces decimos: “Hay que trabajar, no queda otra”.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

No todos los gatos son pardos, gobernador

Audio

Octógonos negros para las grasas, pero no para los corruptos

Audio

Previsible: ya empezamos con las amenazas

Lo Último

Audio

No todos los gatos son pardos, gobernador

Audio

El costo de ser del interior: más de 4 lucas al mes, mínimo

Audio

¿Y si el congelamiento de Feletti no funciona, qué?