Menú
×
Cadena 3

La quinta pata del gato

Con la cuarentena estábamos mejor

Con la reapertura se recalientan la inflación, los conflictos sindicales y la discriminación al interior. Lo único que nos falta es pelearnos con los parientes en la Nochebuena.

22/12/2020 | 11:16

Hemos dado por sentado que volver a la normalidad es algo bueno. ¿Estamos seguros? ¿No corremos el riesgo de terminar extrañando la cuarentena en cualquier momento?

Miren lo que pasa con la economía. En pleno confinamiento el gobierno emitía y emitía y no había inflación. Y ahora esperábamos que, al reabrirse la economía, se solucionara la recesión. El problema es que vuelve la actividad… y vuelve la inflación. El caso de la construcción es claro: desde agosto el sector venía recuperándose y en octubre ya estaba al menos en los mismos niveles del año pasado. Perfecto. Pero resulta que apenas retomó bríos, los precios ya se recalentaron: sólo en noviembre el costo de la construcción se disparó 12,4%. 

Es una aceleración total de los precios. Ojalá no suceda lo mismo con toda la actividad económica, sino esto significa que en marzo vamos a estar todos de nuevo en el casillero cero de la inflación con recesión. Hace 10 años que estamos estancados ahí.

Con la reactivación también vuelven los conflictos. Miren lo que pasa con los judiciales de Córdoba, que también han ido acelerando la docena de días de paro que se clavaron a medida que se flexibilizaba la cuarentena. Al final, era mejor cuando ni siquiera trabajaban, que fue gran parte del año. Y como nosotros estábamos todos encerrados y sin hacer nada ¡tampoco había litigios!

Y una de las peores cosas. Volver a la normalidad significa que los intranjeros -los argentinos que somos tratados como extranjeros porque vivimos en el interior- volvemos a ser discriminados como nunca. Fíjense lo que pasa esta mañana en el Gran Buenos Aires. Hay un paro de los trenes de pasajeros -semigratis, que pagamos todos pero que sólo existen allí- y entonces el gobierno nacional sale corriendo a ponerles cientos de colectivos como alternativa, que también vamos a pagar todos nosotros. Que somos los mismos a los que el mismo gobierno nacional nos dejó sin subsidios y totalmente sin bondis durante 7 meses en el interior, incluso cuando ni siquiera corría el virus todavía por muchas provincias. Todo sea para que los votantes del Amba no se molesten.

Hay más ejemplos de que tal vez, para ciertas cosas, con la cuarentena estábamos mejor. Lo único que falta es que en las fiestas de Navidad y Año Nuevo nos peleemos con la cuñada esa que es K o con el tío aquel medio facho. Y nos demos cuenta que al final hubiera sido mejor pasar las fiestas en confinamiento, con el IFE y el ATP que tampoco volverán en el arbolito, encerrados tranquilos. Y brindando en calzoncillos por Zoom.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Ese otro país donde vive el fútbol

Audio

Por qué sube tanto la ropa

Audio

Malvinas y un fallo entre la justicia y la polémica

Lo Último

Audio

Inflación: ¡cómo no te pusiste las pilas antes, Alberto!

Audio

Por qué sube tanto la ropa

Audio

Inflación para idiotas