Menú
×
Cadena 3

Crisis sanitaria

Toc-toc. ¿Quién es? La realidad

Al final, Techint concretó los despidos, con aval oficial. El panorama es lamentable: suspensiones, rebajas salariales temporarias y cortes de contratos.

07/04/2020 | 13:26

Hace dos domingos, Alberto Fernández tildó de “miserable”, sin nombrarlo, a Paolo Rocca, ejecutivo de Techint, porque una empresa del grupo había despedido a casi 1.500 empleados de la construcción por el parate de obras derivado de la crisis económica y la cuarentena impuesta por el propio gobierno. Al lunes siguiente, el gobierno sacó un decreto de necesidad y urgencia prohibiendo despidos y suspensiones por 60 días.

Sin embargo, nueve días después, Techint concretó los 1.500 despidos. Y con aval del Ministerio de Trabajo.

¿Qué pasó? Pasó que lo que había hecho Techint es lo que prevé el convenio laboral en un rubro donde la actividad no es continua, como la construcción. Los operarios dejan en esos casos de trabajar y cobran un fondo al que antes aportaron las empresas. Ahora Techint y la Uocra acordaron hacer prácticamente lo mismo con otro vericueto legal. Y Trabajo lo avala.

Es un reconocimiento de la realidad. Es imposible pensar que esta tremenda crisis no vaya a golpear salarios, empleos y empresas, en esa escala de gravedad. Porque si se terminan las empresas que hoy emplean en blanco a 6 millones de personas no sólo no va a haber salarios, sino tampoco empleos cuando esta necesaria cuarentena concluya. Sucede en todos los países.

Los casos se expanden más que el coronavirus. La propia Techint -y la otra grande, Acindar, y las metalúrgicas en general- están acordando con la UOM suspensiones con bajas de salarios de 35 a 50%, pese al DNU de Fernández. Y lo están haciendo frigoríficos, fabricantes de electrodomésticos, algunas low cost que no pueden volar, las automotrices y laboratorios. También recortan salarios McDonald´s, Burger King y muchas otras cadenas de comidas rápidas, todas cerradas desde hace dos semanas, en este caso sin acuerdo gremial por ahora. Hay curtiembres como Sadesa, de la familia de Marcos Galperin, que no renuevan contratos eventuales, lo que le permite al diputado K Itai Hagman, que no sabemos cuántos empleos habrá creado en su vida, seguir la moda y llamar “miserables” a los Galperin.

Las industrias textiles dicen que peligran 100 mil empleos en blanco y en negro. Y por supuesto hay sectores, como el de las agencias de viaje y todo lo vinculado al turismo donde las perspectivas son las peores de todas.

Podemos enojarnos con la realidad, sobre todo cuando es tan dura como la que se presenta. Pero, tarde o temprano, nos golpea la puerta.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Ineptos para un velorio, hábiles para colonizar la Justicia

Audio

Para qué me encargan un funeral si saben cómo me pongo

Audio

Ya es desopilante: mil formas de arruinar a la agroindustria

Lo Último

Audio

Ineptos para un velorio, hábiles para colonizar la Justicia

Audio

Para qué me encargan un funeral si saben cómo me pongo

Audio

La nueva camiseta del Diego: quién se apropiará del mito