Menú
×
Cadena 3

La quinta pata del gato

Oxígeno para Cristina: más vale que no lo desperdicie

Al entregarle los tres jueces, la Corte también entrega su prestigio. Gastó la convocatoria a un acuerdo sólo para dividir a la oposición. Y Guzmán frenó el blue a costa de endeudarse.

04/11/2020 | 13:12

En una semana, la situación del oficialismo en general, y de Cristina Fernández en particular, recibió una buena dosis de oxígeno.

Por empezar, la Corte Suprema le sirvió a Cristina Fernández la cabeza de dos de los tres jueces que la expresidenta quería en su bandeja. Y pronto habrá la de otro más, el juez Castelli, que aún debe intervenir en juicios contra la expresidenta. Los tres van a ser desplazados de sus actuales puestos a sus puestos originales, como exigió la expresidenta. Ahora, la Corte dice que los tres traslados de los que fueron objeto esos jueces son resultado de una “costumbre inconstitucional”. O sea que la propia Corte, la que decide qué es constitucional o no, que antes había avalado los traslados, dice que ella misma cometió una inconstitucionalidad.

Segundo, la idea de un gran acuerdo político para corregir problemas económicos estructurales que Cristina Fernández formuló la semana pasada funcionó hasta ahora como lo que fue: un cazabobos para la oposición. Hasta ahora estaba unida. Pero ahora está dividida en torno a ese punto entre halcones y palomas.

Tercero, el dólar blue le ha dado un tremendo respiro al gobierno de Alberto Fernández y más aún al ministro de Economía, Martín Guzmán, que cuenta con el respaldo de Cristina Fernández. En 10 días bajó 30 pesos. Muy bien Guzmán, que ahora se endeuda como Dujovne y le pide dólares al FMI para financiar la fuga de dólares, como le llamaba el kirchnerismo a lo que hacía el macrismo. La baja del blue tranquiliza la plaza.

¿Puede durar todo esto? Lo importante para el gobierno es que dure hasta agosto, las paso legislativas, donde espera ratificar la casi suma del poder público de la que goza hoy para garantizar el fin de las investigaciones por corrupción y sostenerse en medio de la crisis económica.

Para eso no ahorraron en gasto: la Corte Suprema ha perdido su prestigio; la oposición pierde credibilidad en el gobierno, porque ahora sabe que no es serio cuando convoca a un acuerdo; y el Tesoro se endeuda. Más vale que el kirchnerismo haya calculado bien los tiempos hasta agosto y que no haya quemado tanto capital politico en vano.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Bonafini a Alberto: el almanaque es nuevo, la agenda no

Audio

¿Quién necesita un psiquiatra?

Audio

El intervencionismo a la bartola

Lo Último

Audio

Bonafini a Alberto: el almanaque es nuevo, la agenda no

Audio

¿Quién necesita un psiquiatra?

Audio

Maíz: el manual de los nabos