Menú
×
Cadena 3

Pelea fiscal

Ni el campo ni el gobierno son los mismos del 2008

En pesos de 2008, hoy el complejo sojero recibe un 52% menos que hace 12 años. Cristina tenía a mano dos superávits gemelos para quemar en su guerra. Fernández tiene dos déficits.

08/03/2020 | 09:18

Un gobierno sube retenciones a la soja. El campo se apresta a iniciar un paro. Todos tenemos la sensación de que a esta historia ya la vivimos hace 12 años, cuando Cristina Fernández se peleó para siempre con el agro.

Sin embargo, la situación es muy distinta.

La soja deja menos de la mitad

Por empezar, hoy el peso de las retenciones sobre el complejo sojero es mucho peor que hace 12 años.

En primer lugar, por el valor internacional de la soja. En marzo de 2008, cuando estalló el conflicto del campo, la tonelada de soja en Chicago cotizaba a 514 dólares. Ayer, cotizó a 326. O sea, un 37% menos.

En segundo lugar, por el valor del dólar. Hoy, los exportadores tienen que venderle los dólares al Banco Central a 61 pesos por cada dólar que exportan. A valores de hoy, en 2008 los dólares que recibía el complejo somero valían 82,4 pesos.

Teniendo en cuenta esto y restándoles las retenciones, entonces, por cada tonelada de poroto exportada, a pesos de hoy, el campo recibía en 2008 27.530 pesos. Hoy recibe 13.324 pesos. Es casi un 52% menos.

Hay más agravantes. Uno, es que en 2008 el aceite y la harina de soja pagaban tres puntos menos de retenciones que el poroto. Hoy están igualados. El resultado es que, si bien hoy el poroto paga tres puntos menos de retención que en 2008, el aceite y la harina pagan un punto más que hace 12 años.

En 2008 no había distintas cotizaciones del dólar. El dólar de la soja era el mismo que el de las casas de cambio. Hoy el valor real del dólar es mucho mayor que el que recibe el campo y muchos de los insumos que compra el campo, importados o no, están atados a ese dólar más caro. O sea, pierden poder de compra.

Además cambiaron muchas otras cosas. Desde el resto de los impuestos nacionales, provinciales y municipales, que también aumentaron sobre el campo en los últimos 12 años, hasta el rol de la Argentina frente al comercio internacional de granos. En 2008 China estaba en su fase furiosa de expansión: ese tractor ya no está. En 2008 Argentina lideraba la tecnología de siembra directa, glifosato y transgénicos. Hoy no es así. Brasil más que duplicó su cosecha de soja y desplazó a la Argentina en producción y en tecnología, por la sencilla razón de que allí nadie le roba al campo los recursos para reinvertir.

Menos para repartir

El gobierno de Alberto Fernández tampoco está en las mismas condiciones que Cristina Fernández. CFK tenía muchísimo resto fiscal para repartir y muchísimo relato para escribir hacia adelante. Con eso cooptó gobernadores e intendentes, subsidió a millones de personas y construyó su iglesia de fieles más o menos fanáticos.

CFK pudo usar el poder de la billetera fiscal (y así liquidó los superávits gemelos), subsidiar tarifas hasta la irracionalidad, jubilar a más de dos millones de personas sin aportes, lanzar la AUH o estatizar Aerolíneas e YPF en su carrera hacia adelante iniciada con el conflicto con el agro.

Hoy Alberto Fernández no tiene en los cofres pertrechos de esa magnitud como para lanzarse a una alocada carrera hacia adelante como la que inició aquella vez su jefa política.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Argenzuela: por qué Susana no debería tener tanto miedo

Lo Último

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Alberto, de acusador filoso a defensor apurado de CFK

Amenazan con estatizar, pero están privatizando