Menú
×
Cadena 3

Nuevo gobierno

La decisión de Fernández

Llegar a un acuerdo con los acreedores o patear el tablero. Definirá si su gobierno será más parecido al de Macri o al de CFK.

06/12/2019 | 15:03

Alberto Fernández ya debe tener decidido qué hacer. Pero nosotros aún no lo sabemos. A partir del martes, cuando asuma, iremos viendo si opta por evitar la cesación de pagos de la Argentina o por dejar que se dispare el segundo default abierto de la deuda pública en 18 años.

Es la gran decisión de Fernández. Llegar a un acuerdo o patear la mesa. Lo que defina va a marcar todo su gobierno y nuestros próximos años como sociedad. Negociaciones va a haber en cualquier caso. Pero es como cuando uno decide que va a cambiar el auto. Regateás precios, comparás modelos y marcas. Pero ya decidiste que vas a comprar, sólo algo muy extraordinario cambia esa definición.

Si opta por llegar a un acuerdo, entonces la política general de su gobierno es probable que se parezca más a la de Mauricio Macri que a la de Cristina Fernández, aunque nos digan cosas distintas.

Hasta Martín Guzmán, el académico heterodoxo de la Universidad de Columbia al que el cristinismo quiere darle el manejo de la negociación de la deuda, dice que, una vez llegado un acuerdo, el Estado deberá lograr un superávit primario para tener con qué comprar los dólares necesarios para pagar la deuda y la economía del país tendrá que generar más dólares de los que gasta para que haya dólares que el Estado pueda comprar.

Son los famosos superávits gemelos, el fiscal y el comercial, que Néstor Kirchner dejó, que Cristina Fernández transformó en déficits gemelos y que Macri empezó a recuperar.

El planteo de Guzmán está en el power point que presentó hace apenas 17 días en una conferencia de la ONU en Suiza. Allí propone que no haya quitas a la deuda pero que se pospongan por dos años los pagos de intereses y capital a los acreedores. Dice que hay tiempo hasta marzo para acordar, porque después la Argentina ya no tendrá dólares para seguir pagando vencimientos al contado y entraría en default.

Es casi calcado lo que escribió hoy en Clarín el ministro actual, Sebastián Lacunza, para quien también son clave la celeridad y los superávits gemelos que Macri deja, según él, prácticamente en la puerta.

A la decisión la tiene Fernández. Y va a ser la más importante de todas.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Lo Último

Audio

El pacto social que murió sin nacer

Audio

Pescado para todos, o todo lo que está mal

El viejo truco de la pasividad anticipada