Menú
×
Cadena 3

Derechos Humanos

Indemnizaciones para todos en el país del relato simplón

El Estado va a resarcir a soldados asesinados por montoneros en democracia. Pero resulta que los asesinos, que murieron atacando un cuartel, también fueron indemnizados.

01/10/2020 | 14:37

La historia oficial del terrorismo en los años 70 en la Argentina es la que impuso al final el relato K, con guión de los organismos de derechos humanos.

Esa historia ha sido manipulada y simplificada al máximo. Lo suficiente como para que pueda ser transmitida por miles de personas que no tienen idea del tema a través del sistema educativo, mediático, artístico y cultural. Lo suficiente para que hasta Zamba pueda imponer el relato a través de los dibujitos de Paka-Paka, con el silencio aquiescente de quienes temen ser marcados como defensores del terrorismo de Estado por nuestro progresismo de superficie.

Básicamente, ese relato dice que jóvenes idealistas que defendían la democracia fueron torturados y asesinados en la dictadura por militares al servicio del capitalismo de Occidente.

No importa que durante la democracia los terroristas de Montoneros y el ERP, algunos de ellos vinculados al Estado, asesinaran para acumular poder político. Ni que el gobierno democrático peronista ordenara a las fuerzas armadas que los aniquilaran. Ni que los terroristas peronistas de derechas se masacraran con los de izquierda antes de la dictadura. Ni que los curas católicos primero les llenaran la cabeza a los terroristas y luego les dieran la hostia a los represores militares. Ni que muchos de los jerarcas militares que comandaron el terrorismo de Estado fueran cualquier cosa menos capitalistas. Y dejaran un Estado más intervencionista y con más empresas estatales que las que habían recibido. Ni importa que los dictadores supuestamente occidentalistas se fueran apañados por el silencio cómplice de Cuba por los derechos humanos y luego de ir a una guerra de borrachines sin brújula contra el Reino Unido.

Así, sobre el escalofriante terrorismo de Estado que cometió delitos de Estado e imprescriptibles durante una dictadura que llenó el país de campos de tortura y detención ilegal, el kirchnerismo terminó montando una memoria manipulada con fines partidarios que sustituyó a la historia.

Realidad mata relato

Pero, claro, la realidad siempre se resiste y de vez en cuando vuelve para descoser ese relato simplista.

Y hoy estamos ante un ejemplo clarísimo con un hecho específico que, resumido, es así:

1- Durante el apogeo de los gobiernos K se indemnizó a los familiares de terroristas montoneros que no fueron víctimas de la dictadura sino verdugos de la democracia. Primero, murieron atacando ellos un cuartel militar en Formosa. Segundo, el ataque fue en 1975, durante un gobierno democrático elegido por ellos mismos. Tercero, murieron en el terreno, en acción, no apresados en forma ilegal, y después de asesinar, ellos, a 13 militares y sobre todo soldados conscriptos cuyos familiares nunca recibieron compensación alguna.

2- Durante años, la cosa quedó así. Hasta que Ceferino Reato escribió el extraordinario libro Operación Primicia -así habían bautizado los montoneros a aquel ataque- exponiendo la grosería de un Estado que indemnizaba a herederos de asesinos y dejaba en el olvido a soldaditos asesinados por ellos. Por eso en 2012 hubo una ley que ordenó resarcir a los militares. Sin embargo, los K nunca la ejecutó.

3- En diciembre, poco antes de dejar la Presidencia, Mauricio Macri dejó firmado un decreto ordenando el resarcimiento para los militares y soldados muertos o heridos en aquel ataque o para sus familiares.

4- Macri dejó una pelota envenenada. Cuando gobernó, el kirchnerismo se hizo el distraído con el tema. Pero ahora tendría que hacer algo demasiado vergonzoso: dar marcha atrás con el decreto. Sería imposible de justificar. Entonces, al ministro de Defensa, Agustín Rossi, no le queda otra que definir cómo se paga ese resarcimiento. Es un problema para un sector que se cansó de disfrazar, maquillar y reivindicar el terrorismo guerrillero de los 70. El propio Rossi, que era diputado entonces, se abstuvo de votar aquella ley de 2012.

Teoría del jurista demente

Es que indemnizar a militares víctimas de guerrilleros en democracia implica reventar las costuras forzadas del, a estas alturas, falso relato simplón para consumo de Paka Paka.

Y hoy estamos ante un absurdo y ante una paradoja. El absurdo es que el Estado va a indemnizar a víctimas de criminales comunes, dado que el kirchnerismo, para no perseguirlos judicialmente, impuso un relato según el cual los crímines de Montoneros y ERP durante la democracia de los 70 no fueron crímenes políticos ni de Estado. Fueron delitos ordinarios y, como tales, prescriptos. Si un ladrón mata a un general para robarle la billetera ¿de ahora en más vamos a indemnizar al general? Ese es el absurdo.

Y también hay una paradoja. Una tremenda paradoja alucinante: el Estado argentino va a terminar indemnizando, con nuestra plata, tanto a las víctimas como a los victimarios; tanto a los asesinos como a los asesinados.

Esto, claro, ya parece el Frankenstein salido del laboratorio de algún jurista demente. Pero no lo es. Es sólo el resultado del relato manco, tuerto, simplista y manipulador impuesto por el poder hegemónico de la Argentina sobre una verdad histórica que se resiste a ser contada como un arroró para ciudadanos de un jardín de infantes.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Noticias desde la tierra para Alberto Fernández

Audio

Guernica: el fin de la inocencia

Audio

Hola default: el destino de la Municipalidad de Córdoba

Lo Último

Audio

Noticias desde la tierra para Alberto Fernández

Audio

La cartita de CFK también impacta en la oposición

Audio

Guernica: el fin de la inocencia