Menú
×
Cadena 3

Fábulas de la pandemia

Es fácil ser un “salvador” con el esfuerzo de los demás

"El Estado te salva, el mercado no", dicen funcionarios que venden como un "esfuerzo" firmar un subsidio. Pero los pesos que reparten no son de ellos. Ni producen lo que se compra con esos billetes.

31/07/2020 | 14:29

Una de las claves del relato que está construyendo el gobierno es que todo lo malo que sucede es por la pandemia, la oposición y el sector privado. Y que todo lo bueno que pasa es gracias a ellos. Todo el día machacan con eso.

Ayer lo reiteró Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete, en su presentación ante los diputados. Allí reiteró que “es el Estado el que te cuida, no el mercado”, y ejemplificó con las nueve millones de personas que cobran el IFE.

El presidente Alberto Fernández, entrevistado por Reynaldo Sietecase, volvió a usar el tema para zafar cuando le preguntaron por qué no se rebajan el sueldo los políticos: “Ustedes son concientes del esfuerzo que hemos hecho con el IFE para asistir a los que menos tienen”.

Hay una confusión tremenda con el tema. ¿Cuál es el enorme esfuerzo que hacen Fernández y Cafiero pagando el IFE? ¿Ponen la plata de su bolsillo? Definitivamente no.

Lo único que hacen es ordenar que se pague. ¿Y con qué se paga? Bueno, con los impuestos que pagamos todos y, como los impuestos no alcanzan, entonces Fernández y Cafiero ordenan que se impriman billetes. Eso es riesgo casi seguro de inflación. O sea, otro impuesto, el inflacionario, que también pagaremos todos.

Como se ve, no es ningún esfuerzo que hace el gobierno. Lo hace la sociedad. Porque, en definitiva, Cafiero y Fernández reparten billetes y luego, para que esos billetes sirvan de algo, alguien tiene que producir el pan y las zapatillas que queremos comprar con esos billetes. Si no hay alguien produciendo bienes y servicios, los billetes de Fernández son la nada misma.

Por eso, es una mentira grande como una casa eso de que es el Estado te salva y no el mercado. En todo caso, nos salvamos entre todos.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Cómo ser igual de pobres, pero con más empleados

Audio

A la denuncia de Áñez le faltó carne

Audio

Nos tenemos menos confianza que al África

Lo Último

Audio

La verdadera sarasa

Audio

La botonera no funciona y lo peor es que se nota

Audio

El gradualismo de Alberto también terminó