Menú
×
Cadena 3

Medidas en la crisis

En este país habría que cobrar entrada

El Estado exige a los almaceneros precios que ni él mismo consigue a nivel mayorista. Cerramos bancos en días hábiles para abrirlos en fin de semana. Y así.

06/04/2020 | 17:35

Hay una frase que solemos decir los periodistas ante la sucesión perpetua de sucesos asombrosos en nuestro país: "En Argentina habría que cobrar entrada". Y la verdad es que suceden cosas desopilantes.

Ahora hay una nueva. El sábado, el Presidente advierte que va a modificar leyes por decreto para lanzar a los intendentes a controlar precios, decomisar mercadería e incluso clausurar a los almacenes de barrio que no cumplan con los precios máximos que el gobierno dispuso.

Pero resulta que el domingo a la noche el propio gobierno publica compras directas de alimentos en las que queda clarito que ni el propio Estado, comprando mayorista, logra conseguir los precios que les exige cumplir a los almaceneros. ¿El gobierno tendría que clausurar las distribuidoras a las que les acaba de comprar aceites, fideos, arroz más caros que los del súper? ¿Por qué si el Estado no es capaz de conseguir esos precios en la compra de 340 mil botellas de aceite se los va a exigir a un almacenero que compra de a 100?

¿No será que en realidad el gobierno insiste con controles de precios que siempre fracasaron, que a lo sumo tapan a presión la inflación por unas semanas? Las preguntas se responden solas.

Es un chiste.

Parecido a lo que pasó con el pago de jubilaciones y planes sociales. Cerramos a cal y canto los bancos durante dos semanas, dejando sin sangre a toda la economía, para terminar abriéndolos hasta el sábado y domingo, en un continuado sin precedentes, y encima para concentrar a los grupos de riesgo a los que más se quería proteger. 

Nadie recuerda cuándo, alguna vez, los bancos abrieron en fin de semana y cerraron los días hábiles. ¡Qué manera de estamparnos el helado en la frente!

También el presidente este fin de semana disparó munición gruesa contra el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, por la decisión del gobernador de fletar un colectivo con gente que necesitaba llegar a Buenos Aires.

“Hay personas que en verdad piensan que una persona que viene en un micro puede estar contagiada y hay que echarla, no hay que dejarla entrar (…) qué es esa locura. No es lo que tiene que hacer un gobernante”, dijo Fernández.

Es alucinante que diga esto. Él mismo decidió cancelar en forma prematura todos los vuelos de todos los aviones llegando a la Argentina para no dejar entrar a ningún eventual contagiado. Todavía hay miles de varados argentinos por todos lados por esa pésima medida que interrumpió el regreso de muchos de los varados.

Uno no sabe si Fernández, en este caso, está hablando en serio o haciendo un stand up.

Efectivamente, hay días en que parece que para entrar en este país habría que cobrar entrada. El espectáculo de desopilancias no termina nunca.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Argenzuela: por qué Susana no debería tener tanto miedo

Lo Último

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Alberto, de acusador filoso a defensor apurado de CFK

Amenazan con estatizar, pero están privatizando