Menú
×
Cadena 3

Fiscos en rojo

El eterno premio a los descalabros provinciales

Entre hoy y mañana, los distritos más irresponsables del país van a volver a tener un premio, van a poder volver a sacarse la soga del cuello de sus deudas.

29/01/2020 | 14:31

Un clásico del fracaso circular argentino son los eternos desastres fiscales de sus provincias.

Entre hoy y mañana, los distritos más irresponsables del país van a volver a tener un premio, van a poder volver a sacarse la soga del cuello de sus deudas.

Junto a la ley que tratará Diputados para que Martín Guzmán pueda negociar la deuda sin temor a ir preso en el futuro, se votará un proyecto para licuar las deudas de las provincias con la Nación e incluso auxiliarlas para que afronten sus vencimientos con otros acreedores.

Es decir, las provincias buscan una puerta legal para, ellas también, como la Nación, dejar de pagar sus deudas.

El problema es que la situación de las provincias no es igual a la de la Nación. Es más, la débil situación fiscal de la Nación se debe en parte a que durante el macrismo hubo una enorme cesión de impuestos a las provincias. O sea, se quedaron con muchos más fondos.

Pero, además, las provincias se comprometieron en 2017 a ir bajando impuestos. Cosa que muchas no cumplieron y que muchas otras revirtieron.

O sea: si las provincias necesitan defaultear sus deudas con la Nación es porque la adicción al gasto irresponsable y demagógico de sus gobernadores en campaña electoral fue mucho más grotesca que la de la Nación.

El ejemplo más claro es el de Mariano Arcioni, gobernador de Chubut. Para ganar la reelección 2019 empezó ese año dándoles un aumento de 100% a los docentes que tanto los sindicatos como él sabían que no podría pagarse. Obviamente no los pudo pagar. Dejó a los alumnos chubutenses sin clases y la Nación lo tuvo que asistir para que no se cayera su gobierno. Igual, ganó las elecciones, lo cual dice mucho sobre la sociedad chubutense.

Ahora, Chubut, como las demás provincias, hace cola para que Diputados la vuelva a sacar del Veraz. Los gobernadores quieren volver a quedar limpios para volver a producir el mismo descalabro de siempre. Un descalabro que luego le tiran por la cabeza a la economía privada, ahogada por los impuestos, la emisión inflacionaria de pesos falsos y el crédito desaparecido por el default múltiple de los distintos niveles del Estado.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Síndrome de Estoeselcolmo: impuestazo-moratoria-impuestazo

Audio

La ilusión: salvarse con las retenciones

Lo Último

El viejo truco de la pasividad anticipada

Audio

El dilema opositor: privilegios judiciales o impunidad K

Audio

Docentes en la era del achatamiento