Menú
×
Cadena 3

Pandemia

Aviso: el virus creció en la cuarentena estricta

Si las 23 muertes son el inicio del pico, coinciden más con el confinamiento estricto del AMBA que con la cuarentena flexible del interior.

14/05/2020 | 14:19

La grieta argentina, siempre ávida, también se dividió en dos bandos alrededor de la falsa dicotomía “economía o salud”. De un lado, los partidarios de una cuarentena prematura, extensa y total. Del otro, los partidarios de reabrir la actividad para evitar que la recesión arrase con todo.

El presidente Alberto Fernández capitalizó políticamente ser el abanderado de la salud. “Prefiero un 10% más de pobreza que 100 mil muertos”, había dicho. Pero, luego, cuando se empezó a dimensionar la hoguera fiscal, laboral y productiva que se cocinaba, decidió empezar a abrir la economía. Claro que sin hacerse cargo del todo. “No me van a torcer el brazo”, dijo sin dar nombres y apellido, preparando el terreno para eventualmente culpar a otros si la flexibilización -que él mismo inició esta semana- sale mal o si coincide con un recrudecimiento de la pandemia.

Por las dudas, entonces, vale marcar un mojón en estos días: los indicios de que la exitosa contención del covid-19 empezó a deshilacharse comenzaron antes, y no después, de la reapertura parcial de la economía que se inició esta semana.

El récord de muertes se marcó ayer, con 23 fallecidos. Y parece una tendencia: en los últimos siete días de mayo las muertes sumaron un 53% más que en los mismos días de abril.

El fin de semana cayeron como un balde de agua fría los testeos que confirmaron altas proporciones de casos positivos en villas y barrios vulnerables de Capital Federal. El propio ministro de Salud, Ginés González García, ha dicho que el fuerte crecimiento de casos se debe a que el virus ya ingresó a lo que llamó barrios populares.

Todo eso se incubó mientras rigió la cuarentena estricta. Es más: fuera de Resistencia, el coronavirus está prácticamente sitiado en el Gran Buenos Aires, la única área que sigue en la fase 3 de la cuarentena. En cambio, el contagio parece estar bajo control en el interior, que está en fase 4 y donde la actividad se flexibilizó en mayor medida y desde hace un par de semanas.

Si esto que vemos es la punta del pico, coincide más con el confinamiento estricto que con la cuarentena flexibilizada.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Cómo ser igual de pobres, pero con más empleados

Audio

A la denuncia de Áñez le faltó carne

Audio

Nos tenemos menos confianza que al África

Lo Último

Audio

La verdadera sarasa

Audio

La botonera no funciona y lo peor es que se nota

Audio

El gradualismo de Alberto también terminó