Menú
×
Cadena 3

Política

5 de marzo, Día de la Deslealtad

Para Caló, la cláusula gatillo pasó de moda. Para Brieva, los K no deben dejar nunca más el gobierno. Para De Vido, le tenemos que hacer un monumento.

05/03/2020 | 15:56

Acto 1

Antonio Caló, secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica, dijo hoy, muy suelto de cuerpo, ante ejecutivos reunidos en Fiel, que “la cláusula gatillo pasó de moda”.

Haberlo sabido antes, Caló. Si hubiéramos sabido que era sólo una moda tal vez habríamos podido cortar hace ya años con el círculo perverso en el que aumentan los precios, suben los salarios y vuelven a subir los precios ¡Las huelgas generales, los actos, las presiones sindicales que nos hubiéramos ahorrado!

Pero, claro, para eso hay que tener coherencia entre lo que se piensa y lo que se dice. Cuando sólo se tiene lealtad con un partido se pierde la lealtad con el sistema corporativo de negociaciones sindicales. A un gobierno le exigís gatillo. Al otro no. Entonces ese sistema deja de estar al servicio de la sociedad. Queda al servicio de un partido. Y, por eso, se transforma en fascista.

Acto 2

Daddy Brieva propuso hoy “desterrar del peronismo la palabra ‘volver’”. 

“¿Por qué tenemos que volver y festejar como si fuera una virtud? En realidad tendríamos que plantearnos por qué nos vamos. Nosotros no tenemos que volver nunca más. Tenemos que instalarnos de una vez por todas y nunca más irnos”, dijo.

A esta gente la alternancia democrática les genera sarpullido. Por eso tantas veces han puesto al Estado al servicio de la perpetuación. La democracia es muy linda para vocearla, pero no para aceptarla. Es una profunda deslealtad democrática.

Acto 3

Julio De Vido acaba de zafar de una prisión preventiva y hoy ya está escenificando su propia libertad ambulatoria como si se tratara de la liberación de París de manos de los nazis. Ya se siente en condiciones de pedir cuentas y de que le construyamos un monumentito. 

Pero resulta que no sólo sigue investigado en 11 causas por sospechas de corrupción, sino que ya tiene una condena firme por fraude a la administración pública. Si no está preso, es porque el Congreso no lo ha desaforado por esa causa específica y la Justicia respeta esa condición.

Es una profunda deslealtad con la República la del kirchnerismo. Cuando los investigan, sacan a pasear el verso del lawfare, dicen que hay una conspiración de medios y fiscales para destruirlos. Pero cuando los artilugios procesales, las formalidades legales, y las artimañas de sus abogados carísimos los benefician, ya no atacan al sistema judicial republicano, al que por otro lado traicionan.

¿Cómo se llama la obra?

5 de marzo, Día de la Deslealtad.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Argenzuela: por qué Susana no debería tener tanto miedo

Lo Último

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Alberto, de acusador filoso a defensor apurado de CFK

Amenazan con estatizar, pero están privatizando