Menú
×
Cadena 3

El peso del Estado

Síndrome de Estoeselcolmo: impuestazo-moratoria-impuestazo

Una moratoria significa reconocer que los contribuyentes están asfixiados. Y es lo que lanzó el gobierno. El mismo que acaba de subir impuestos. Y el que habilita más tributos provinciales.

30/01/2020 | 22:42

Si el desquicio se exportara, Argentina tendría todos sus problemas solucionados. Como una brújula que ha enloquecido, el gobierno nacional larga una moratoria impositiva, una más. Una moratoria significa reconocer que los contribuyentes están asfixiados con impuestos. Y es lo que hizo hoy el gobierno, particularmente con relación a las pequeñas empresas, que es como decir todas las empresas del país.

Sin embargo, al mismo tiempo, se suben los impuestos. Antes de la moratoria, apenas asumió Fernández, a nivel nacional se volvió a subir el IVA a los alimentos, se revirtieron rebajas en Ganancias, se subieron retenciones a numerosas exportaciones agroindustriales y se volvieron a subir impuestos al trabajo.

Y, después de la moratoria, ya nos estamos agarrando la cabeza, porque las provincias acaban de quedar habilitadas a subir de nuevo los impuestos que habían bajado por el pacto fiscal, quedan habilitados a subirlos incluso por encima de ese nivel y, por si hiciera falta decirlo, quedan habilitadas, al igual que los municipios a inventar nuevos impuestos. Esto puede parecer increíble pero no lo es: la Municipalidad de Córdoba acaba de inventar nuevos impuestos.

Mientras, no lo olvidemos, el impuesto inflacionario continúa realizando sin pausa su saqueo fiscal.

Todo este desquicio revela lo obvio. Nuestros gobiernos están escindidos. Viven en un mundo dual. Por una de sus ventanas ven que las empresas, el sector privado, están ahogadas en impuestos. Y entonces lanzan moratorias. Y por la otra ventana no logran desmontar el Estado predador que han montado y que parasita hasta las últimas energías de la sociedad.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

El impuestazo de la Municipalidad, a tontas y a locas

Escuche Sain: en Suecia nadie necesita pagar adicionales

Audio

El eterno premio a los descalabros provinciales

Lo Último

Audio

Gracias al cuco: lo que no te contarán los ecologistas

Audio

Una chata al año para europeos, una menos para argentinos

Audio

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde