Menú
×
Cadena 3

Cuentas públicas

¿Schiaretti y Llaryora ya se olvidaron de la crisis?

En medio de una economía que estalla la Provincia viene subiendo sueldos. Y la Municipalidad toma cada vez más gente. Revierten ahorros que venían haciendo.

09/09/2020 | 13:17

Mientras la rebelión policial en Buenos Aires incendia como pasto seco el reclamo por salarios en todo el sector estatal, en provincias y Nación, en Córdoba tanto el gobernador, Juan Schiaretti, como el intendente de la Capital, Martín Llaryora, ya comenzaron a revertir peligrosamente los ahorros en gastos salariales y previsionales que ellos mismos habían generado.

Schiaretti sorprendió con dos inexplicables aumentos en plena pandemia. En julio, los sueldos que pagó fueron alrededor de un 8% mayores, según el sector, que los que había pagado en abril. Muchos de esos aumentos los cobran empleados que hace de marzo no hacen ni siquiera teletrabajo.

En la Municipalidad Llaryora encaró una importante reducción general en el costo del personal por distintas vías. Pero ahora está llenando la Municipalidad con más de 2.000 chalecos celestes (formalmente, servidores urbanos) y monotributistas. En la Intendencia se defienden diciendo que los necesitan porque hay 2.000 empleados que se retiraron anticipadamente o que se consideran personal de riesgo y están en sus casas. La defensa oficial es que los chalecos y los monotributistas no generan relación laboral. La historia desmiente eso. Cada tantos años los vecinos volvemos a quedarnos sin plata para el bacheo porque hay porque la Justicia ordena o algún intendente pacta con el sindicato el pase a planta de todo el mundo. Ese argumento es pan para hoy y miles de sueldos carísimos a cambio de nada para mañana.

La oposición debería estar atenta a eso. Pero, por ejemplo en el caso del municipio, sólo se preocupa por el hecho de que la contratación vía monotributista es una forma de burlar el sistema de concursos. Puede ser. Pero para los cordobeses que trabajan en el sector privado, que se han quedado desempleados por miles y cuyos sueldos han caído verticalmente y ya no pueden pagar más impuestos lo único importante es que tanto Schiaretti como Llaryora dejen de engordar un Estado que asfixia.

Ambos habían hecho avances. Ahora hay retroceso. Esa es la cancha que deberían marcarles los opositores.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Cómo ser igual de pobres, pero con más empleados

Audio

A la denuncia de Áñez le faltó carne

Audio

Nos tenemos menos confianza que al África

Lo Último

Audio

Cómo ser igual de pobres, pero con más empleados

Audio

Nos tenemos menos confianza que al África

Audio

Táctica y estrategia del avestruz