Menú
×
Cadena 3

La quinta pata del gato

Nosotros los argentinos: cortitos como patada de chancho

Ambientalistas, burócratas y algún gremialista empresario quieren decidir cómo exportar cerdos a China. Detalle: no están los frigoríficos ni los capitales ni los cerdos.

21/12/2020 | 10:29

La foto de Alberto Fernández posando con Liz Solari junto a un afiche contra del acuerdo porcino con China da mucho que hablar. En primer lugar por el despiste ya sistemático de un presidente -argentino- en contra de la industria alimentaria. Es como si el rey de Arabia hiciera campaña contra la nafta o como si el francés Emanuel Macron dijera que el turismo mata ciudades como París transformándolas en parques temáticos.

Pero la foto, además, dio nuevas ínfulas a varios grupos. Están algunos ambientalistas, no todos, que meten miedo, diciendo que las granjas porcinas implicarán una catástrofe ambiental. Están los burócratas que, aunque no distinguen un capón de un lechón, pero salen a calmar los ánimos asegurando que no tiene por qué haber granjas de 100 mil madres sino varias de 10 mil. Y hasta un activista de la Federación Agraria dice que las granjas tendrían que ser de no más de 200 madres, como si con esos puchitos pudiera alcanzarse la escala para el mercado chino.

Lo gracioso es que todos dan por supuesto que vender chanchos a China es cuestión de decisión argentina. Chasquear los dedos. Y, como es tan fácil, entonces ambientalistas, veganos, burócratas y cooperativistas mercadointernistas dan por sentado que los que se animen a invertir en el país espantainversiones van a tener que hacer lo que ellos digan.

Típicos argentinitos. Ensimismados en el pupo nacional como siempre, no deben tener ni idea de que el mayor exportador de carne porcina a China es… España. Chile exporta más que Argentina. Hasta Finlandia y Portugal exportan más carne de cerdo a China que Argentina, que no figura ni dentro de los 15 mayores proveedores, aunque tiene 10, 15 veces más tierras agropecuarias que esos países.

¿Los ambientalistas creerán que España o Finlandia están en una catástrofe ambiental por venderle bondiola de cerdo a China? ¿En serio? ¿Los burócratas creerán que es soplar y hacer botellas instalar un criadero de 10 mil madres en un país sin capital, procesar 100 mil chanchos en frigoríficos que no existen en un país sin crédito y trasladarlos a los puertos por los mismos caminos destrozados de hace 50 años? ¿Y los gremialistas peronistas del agro seguirán sin decir nada del gobierno que castiga con 5% de retenciones al que se atreva a exportar un cerdo para agrandar con eso conurbanos donde no hay nada para hacer, en lugar de usar el mismo dinero para subsidiar el crédito o el empleo en la industria porcina del interior?

Es todo muy tilingo. Somos todos cortitos como patada de chancho, creyéndonos el centro del mundo.

Ojo: no sea cosa que nos pase como con Vaca Muerta, que desperdiciamos años discutiendo si era entrega o no que participara Chevron o si iba a salir fuego por las canillas del agua culpa del fracking, hasta que nos enteramos de que el mundo ya no demanda tanto gas.

Es lo que estamos haciendo ahora, dando por sentado que China nos va a venir a rogar por favor que les vendamos chanchos que todavía no tenemos. A ver si nos entra en la cabeza: China no necesita de nosotros; nosotros necesitamos de ella.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Bonafini a Alberto: el almanaque es nuevo, la agenda no

Audio

¿Quién necesita un psiquiatra?

Audio

El intervencionismo a la bartola

Lo Último

Audio

El intervencionismo a la bartola

Audio

¿UEPC aceptaría la fórmula de los jubilados para docentes?

Audio

Fin de una era: la Anses ya no es el ente de los jubilados