Menú
×
Cadena 3

Presión tributaria

Nos vamos a morir de moratoria

Delirio: la mitad del cerebro de los legisladores vota más impuestos. La otra mitad reconoce que son impagables y vota moratorias. Que son cada vez más frecuentes. Ya se pisan una con otra.

20/06/2020 | 11:36

Argentina siempre fue un laboratorio delirante para la economía. No es noticia. Pero, con la cobertura de la pandemia, hay cosas que llegan al paroxismo.

Un ejemplo son las moratorias. Son desde siempre una tradición patria destinada a burlar a los tontos que pagan impuestos. Y salen una atrás de la otra, cada vez más rápido. Pero ahora ya directamente se anuncia una nueva moratoria antes de que venza la anterior. En serio.

Apenas asumió, como parte de la emergencia, el gobierno sacó una para las Pyme, es decir, para buena parte de la economía. Esa moratoria vence a fin de mes.

Pero ahora el gobierno ya anunció otra. Que además va a ser gigante, para todos y todos los impuestos, con poquísimas excepciones. Será una fiesta para licuar deudas con el fisco: los planes de pago podrían llegar a 10 años, con 3% de interés anual, en pesos, dicen. Imaginate lo que va a quedar de la deuda en el país de los récords inflacionario.

Pero eso no es lo más delirante. Cada vez que una casta política larga una moratoria, está reconociendo de hecho que los impuestos que les exige a sus súbditos son impagables. Lo alucinante es que, pese a reconocer eso, nuestra casta, al mismo tiempo, no puede parar de crear y aumentar impuestos. Desde que lanzaron la anterior moratoria aumentaron el IVA a los alimentos, las retenciones dos veces y los Ingresos Brutos, por no hablar de las tasas, cargos y contribuciones “solidarias” que inventaron cientos de municipios y los nuevos impuestos que elucubran diputados del kirchnerismo.

Nuestros supuestos representantes en Diputados no logran hacer la conexión entre los dos hemisferios de sus cerebros. Con una mitad, votan nuevos impuestos impagables. Con la otra mitad, votan nuevas moratorias para licuarlos. No pueden parar de hacer exactamente lo contrario a lo que necesitamos: que bajen los impuestos. De una vez por todas, bajen los impuestos, antes que fallezcamos todos atropellados entre los impuestazos y las moratorias que van y vienen, ya fuera de control.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Cómo ser igual de pobres, pero con más empleados

Audio

A la denuncia de Áñez le faltó carne

Audio

Nos tenemos menos confianza que al África

Lo Último

Audio

Cómo ser igual de pobres, pero con más empleados

Audio

Nos tenemos menos confianza que al África

Audio

Táctica y estrategia del avestruz