Menú
×
Cadena 3

En el freezer

Ni la salud sobrevive a la cuarentena

Para la Superintendencia de Salud, obras sociales, prepagas y prestadores están en situación “terminal”. Es como si en una guerra el ejército se queda sin balas.

27/04/2020 | 19:18

Ya hemos dicho muchas veces que la disyuntiva de economía y salud es falsa. No se puede cuidar la salud a mediano plazo si la economía se funde.

Como será que, a raíz de la cuarentena, el propio sistema de salud que tiene que defendernos entró también en un quiebre económico.

Uno imagina que en la actual situación la salud debería estar facturando más que nunca. Nada que ver.

La Superintendencia de Salud de la Nación, que controla a obras sociales, prepagas y prestadores de salud, dijo hace días que la situación es “terminal”.

Muchos problemas. Uno, en el último año, de marzo a marzo, la salud venía mal como toda la economía. Sus costos aumentaron casi 70% y sus ingresos 30%.

Dos, la salud no estatal se banca con los aportes laborales y las cuotas que van a las obras sociales y prepagas. Pero en marzo las patronales privilegiaron el pago de los salarios de bolsillo, y en segundo lugar los aportes a la obra social o la prepaga. Eso ya se siente.

Para adelante, el problema será peor. Para hacer espacio a los potenciales enfermos de coronavirus se postergó por decreto toda la actividad médica que podía posponerse, cirugías programadas, chequeos de rutina, etc.

Y esa actividad no sido suplida por la atención del coronavirus porque la cuarentena ha sido muy exitosa. Así que el sistema no está lleno de enfermos de ningún tipo. Más bien está vacío.

Por último, como si fuera poco, los insumos médicos, en particular los descartables, aumentaron muchísimo sus precios.

Es como que todos los planetas se alinearon en contra y que la pandemia económica ni siquiera perdona a la salud. Es una guerra en la que hasta el Ejército se está quedando sin balas por efecto de la propia cuarentena.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Argenzuela: por qué Susana no debería tener tanto miedo

Lo Último

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Audio

Deuda: con un ojo en “cuánto” y el otro en “cuándo"

Audio

Se vienen los “rojos”, pero están desteñidos