Menú
×
Cadena 3

Inflación

Mueran los salvajes inflacionarios

¿Por qué suben mucho más los precios en el interior? Por el tipo de política que usa el gobierno nacional. Después del conurbano, esta Nación es retórica.

14/02/2020 | 18:30

La inflación de enero nos sorprendió por lo baja. Pero no fue la única sorpresa. También llamó mucho la atención las grandes diferencias geográficas.

La inflación más baja de todas fue en el Gran Buenos Aires, con apenas 1,9%. Y fue mucho más alta en todo el resto del país. En Córdoba, por ejemplo, fue 3,9%, más del doble que la del Gran Buenos Aires.

¿A qué se debe esto? Bueno, tiene que ver con la forma en que el gobierno de Fernández busca bajar la inflación. No lo está haciendo frenando la emisión de dinero sin respaldo, sino con controles y subsidios.

Y eso, claramente, beneficia al Gran Buenos Aires y no al interior.

Congelá que nosotros miramos

Un ejemplo: el gobierno nacional decidió congelar las tarifas de los servicios públicos: gas, luz y agua. Pero el gobierno nacional sólo maneja esos servicios en el Gran Buenos Aires. Puede imponerles a las empresas que no suban las tarifas, aunque eso desfinancie a esos servicios. Total, más adelante, si eso hace colapsar los servicios, la Nación puede subsidiarlos, como ya pasó hace años, porque emite pesos y listo.

En el interior, gobernadores e intendentes no pueden hacer eso. No tienen cómo emitir, así que no pueden congelar tarifas. El resultado es que, en enero el precio de la luz, el agua y el gas bajó 0,6% en el Gran Buenos Aires, según el Indec, mientras en todo el resto el país subieron, sin excepción. En la región pampeana, por ejemplo, subió 1,9%.

Lo mismo pasa con el transporte público. Subió apenas 0,8% en el Gran Buenos Aires. En el resto del país aumentó como mínimo el doble. En Cuyo trepó 3%.

Quién "controla" la góndola en Quimilí

Otro ejemplo: el gobierno intenta controlar el precio de los alimentos a través de acuerdos con empresas y de planes como Precios Cuidados. Para todo el mundo eso puede funcionar apenas en el corto plazo, pero, si es que está funcionando, se nota más donde la Nación fiscaliza, que no va más allá del conurbano bonaerense. 

Por eso, en el Gran Buenos Aires los alimentos aumentaron mucho (4,6%) pero en el resto del país aumentaron mucho más. Por ejemplo, 6% en el NEA, el noreste argentino.

Salud a los precios

Otro caso es el de la Salud. La razón por la que los precios bajaron son los acuerdos para rebajar medicamentos. Pero eso se siente más en Gran Buenos Aires, donde una mayor proporción de la gente tiene prepagas, que acordaron con el gobierno, a cambio de la baja en los fármacos, frenar la suba de sus cuotas.

Es la consecuencia de un tipo de política de lucha contra la inflación. Si está basada en controles, congelamientos y subsidios, los precios se tranquilizan, por un tiempo, en Capital Federal y el conurbano. El resto del país sigue siendo un desierto adonde, de la Nación, sólo nos llega la retórica.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

El viejo truco de la pasividad anticipada

Audio

El dilema opositor: privilegios judiciales o impunidad K

Audio

Docentes en la era del achatamiento

Lo Último

Audio

Gracias al cuco: lo que no te contarán los ecologistas

Audio

Una chata al año para europeos, una menos para argentinos

Audio

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde