Menú
×
Cadena 3

Ciudad de Córdoba

Movypark: no tiremos el bebé con el agua de la bañera

Desde limitar el naranjismo a promover la construcción de cocheras, pasando por dejarle dinero al municipio, el sistema de estacionamiento tiene muchas ventajas. Lo malo es cómo lo manejaron.

11/03/2020 | 07:26

El episodio con Movypark es insólito. Aparentemente, la empresa lisa y llanamente dejó de pagarle a su principal proveedor, por lo que se cayó la infraestructura informática del sistema de control de estacionamiento en la ciudad de Córdoba. No sólo eso. La empresa se llevó el dinero que los usuarios tenían depositado en ese monedero electrónico para pagar estacionamientos que nunca usaron. No sólo eso. El día en que se cayó el sistema, la Municipalidad de Córdoba se enteró por el alerta de los usuarios, lo cual dice bastante sobre el control de estas concesiones.

Ahora, la constatación de que con Movypark salió todo mal no debería llevar a la ciudad a tirar el bebé con el agua sucia de la bañera. El control del estacionamiento a través de la aplicación es ágil, relativamente barato, limita el naranjismo, no genera un gasto al municipio sino un ingreso y sirve para lo que debe servir todo estacionamiento medido: 

Primero, ordenar el tránsito al financiar un sistema de control.

Segundo, desalentar el uso de autos en una ciudad colapsada.

Tercero, evitar que el automovilista que consigue lugar gratis deje su coche eternamente en el estacionamiento, lo cual es una conducta insolidaridad que agrava el problema.

Y cuarto, promover la construcción de cocheras en una ciudad a la que le faltan a montones. Esto es por doble vía: al tener que pagar 25 pesos la hora por dejar el coche al sol en la calle, más gente está dispuesta a pagar 80 para dejarlo en una playa cubierta. Y los inversores en departamentos prefieren adquirir unidades con cocheras.

Por suerte, la Municipalidad de Córdoba ha aclarado dos cosas: que el sistema va a continuar con una modalidad parecida y que los naranjitas no están autorizados a copar las calles que por ahora han quedado convertidas en tierra de nadie.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Argenzuela: por qué Susana no debería tener tanto miedo

Lo Último

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Audio

Deuda: con un ojo en “cuánto” y el otro en “cuándo"

Audio

Se vienen los “rojos”, pero están desteñidos