Menú
×
Cadena 3

Crisis económica

Los gobernadores quieren jugar al imprentero con Alberto

Las provincias no tienen maquinita de imprimir, y tienen prohibido emitir cuasimonedas como en el 2001. 

25/03/2020 | 18:18

La aceleración de la crisis también demanda respuestas cada vez más veloces a los gobiernos. En el plano económico, hasta ahora se ha visto actuar básicamente al gobierno nacional. Por ahora, lo que hizo la administración de Alberto Fernández fue aumentar el reparto de recursos de emergencias a los sectores más vulnerables. Que es como la mitad del problema.

Para la otra mitad, la mayoría de monotributistas, para los autónomos y para las empresas, no hay respuestas aún. Incluso aunque no puedan trabajar tienen que pagar impuestos, tarifas y salarios, propios o de empleados.

Ahora bien, si la Nación actuó sobre la mitad del universo, las provincias y los municipios ni siquiera han empezado.

Capital Federal y varios distritos evalúan de desde hace rato una rebaja de impuestos que no llega. Catamarca suspendió plazos y vencimientos de impuestos provinciales (lo que es más fácil en una provincia que vive de la coparticipación), Mendoza puso un tope a sueldos de funcionarios políticos y Córdoba lanzó garantías para que pymes que están fuera los bancos puedan tener créditos por 4.000 millones de pesos.

No hay mucho más. Gobernadores e intendentes sueñan con pasar indemnes de esta crisis. Hasta ahora, por ejemplo, han licenciado a todos sus empleados estatales, a excepción del personal de seguridad y salud y algún otro, y ni siquiera han planteado la posibilidad de reducir esos sueldos en proporción al ahorro que hacen los empleados al no tener que ir a trabajar. Sería una contribución cuando el resto de la sociedad que no goza de esa estabilidad va a ser muy golpeada.

Todo esto pese a que todas afrontan caída de la recaudación, mayores gastos y vencimientos de deuda por 4.000 millones de dólares este año.

Secretamente, lo que quieren es participar del gran festival de emisión de la Nación. Los gobernadores no tienen maquinita de imprimir, y tienen prohibido emitir cuasimonedas como en el 2001. En cambio, Alberto Fernández tiene la impresora del Banco Central. Y ya dijo que la va a usar sin asco. Algunos gobernadores peronistas ya le han sugerido, por ejemplo, que ellos quieren que, de alguna forma, el 30% de todos esos billetes calientes lleguen en forma directa a ellos. Que se sepa, Alberto todavía no les respondió si los va a invitar a jugar al imprentero o no.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Argenzuela: por qué Susana no debería tener tanto miedo

Lo Último

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Audio

Deuda: con un ojo en “cuánto” y el otro en “cuándo"

Audio

Se vienen los “rojos”, pero están desteñidos