Menú
×
Cadena 3

Inflación

Las preguntas que la "teoría Alberto" no resiste

Si los precios suben por codicia de los súper, entonces en los demás países también deberían subir. Si es por monopolios, sólo esos precios deberían aumentar. ¿No será que el Estado gasta de más?

31/12/2019 | 13:56

No podía fallar. Luego de 20 días gobernando Alberto Fernández cabeceó y alcanzó a meter en el 2019, a horas de que termine el año, la discusión más antigua y clásica de la Argentina: quién tiene la culpa de la inflación.

Fernández, se alineó, claro, en el equipo de los políticos. Les exigió a los supermercados que no pasen a precios el IVA que van a volver a pagar una quincena de alimentos que Macri había desgravado en septiembre. Dijo que la inflación es “autoconstruida”, es decir una fantasía, ante la cual “muchos aumentan precios por las dudas” y sostuvo que los supermercados tienen “ganancias desmedidas” por lo que estarían en condiciones de absorber el impuesto. Es la famosa teoría de los formadores de precios.

A los políticos les encanta acusar a las empresas privadas de ser culpables de la inflación. Eso les exime responsabilidad y ofrece un chivo expiatorio simplón para los votantes a los que ellos intentan engañar.

Sin embargo, hay un par de preguntas sencillas para desmontar estas falacias.

Una es: ¿por qué si las empresas que producen y distribuyen alimentos son más o menos los mismas en todo el mundo hay inflación en Argentina y en el resto de los países no? ¿las mismas empresas son más codiciosas acá que en Brasil, Chile, Estados Unidos o Alemania?

Otra pregunta es: ¿por qué si las empresas son más o menos las mismas hubo breves períodos en que no hubo inflación en Argentina y otros en que sí? ¿eran menos codiciosas en los 90 o entre 2002 y 2005?

Si estos ejercicios mentales no convencen, se puede ver un dato empírico. Según estimaciones del Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca, la eliminación del IVA a 13 productos de la canasta básica hizo que toda la canasta aumentara 5,5% menos de lo que lo hubiera hecho si el IVA continuaba. O sea que cuando se bajó el impuesto, eso se trasladó al precio. Ahora que se restituye el impuesto es lógico que el precio lo sienta. Es un costo más.

Todo esto no implica negar que existan las expectativas de inflación ni los monopolios, pero el aumento sostenido y generalizado de los precios no es por esas causas. Si fuera así, no aumentarían precios de empresas que no son monopólicas y sin embargo suben. O llegaría un punto en que nadie podría seguir subiendo los precios porque los consumidores ya no tendrían pesos suficientes para pagarlos.

Los precios aumentan en forma generalizada porque el Estado emite para pagar un gasto público excesivo que no la sociedad no puede financiar. A veces no emite y se endeuda. Pero todos saben que va a llegar un punto en que va a tener que emitir para pagar esa deuda.

Eso es lo que sí diferencia a la Argentina de los demás países. Las empresas son las mismas en todos lados, pero ningún Estado sin credibilidad, como es el caso del estado argentino, se ha pasado tantos años gastando tanto de más. Y esa es la causa de la inflación. No la que dice Fernández.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Precios: el show va a comenzar

Audio

Preguntas tontas en el país de las leyes tontas

Lo Último

Audio

Gracias al cuco: lo que no te contarán los ecologistas

Audio

Una chata al año para europeos, una menos para argentinos

Audio

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde