Menú
×
Cadena 3

Los efectos de la emisión

La ardilla de la Era de Hielo, en el Banco Central

Ahora hay precios máximos para todo, para el aceite, el azúcar y los fideos. Menos para el dinero: los plazos fijos tienen precio mínimo. 

17/04/2020 | 14:08

Quienes vieron la Era de Hielo recuerdan cuando la ardilla Scrat intenta desesperadamente ir tapando cada nueva grieta que se va abriendo en el paredón de hielo que contiene una masiva cantidad de agua.

Algo así está intentando hacer en estos días el presidente del Banco Central, Miguel Pesce. Después de haber emitido un océano de pesos, tiene que tapar cada nuevo agujero por donde los pesos buscan inundar el mercado, generando inflación.

Esta semana, la tranquilidad cambiaria se terminó cuando se dispararon las cotizaciones del dólar que se puede comprar en forma libre y legal operando con títulos públicos y acciones.

Un día después, ese nerviosismo se trasladó al dólar paralelo, que saltó a los 100 pesos, pese a que las casas de cambio están cerradas por la cuarentena.

Entonces el Banco Central, que ya había usado una mano para tapar con medidas específias la suba del contado con liqui y del dólar bolsa, usó la otra mano para frenar la suba del dólar paralelo.

¿Qué hizo? Bueno, anoche decidió obligar a los bancos a pagar una tasa de interés mínima por los plazos fijos. ¿Por qué? Porque la tasa de los plazos fijos habían caído mucho y estaban apenas en 18%. Con la inflación tan alta, muchos ahorristas ya estaban sacando sus pesos de los bancos para ir a comprar dólares. Ahora hay precios máximos para todo, para el aceite, el azúcar y los fideos, menos para los plazos fijos: tienen un precio mínimo. Como mínimo los bancos tienen que pagarle a los ahorristas el 70% de lo que ellos ganan por invertir en Leliq. Hoy, esa tasa es de casi 27%.

Pero, claro, eso abre otra grieta en el paredón de hielo. Porque el Banco Central quiere que los bancos les presten a las empresas al 24% para que las empresas puedan pagar sus sueldos.

Y los bancos dicen: “¿Cómo hago para pagarles 27% a los ahorristas y prestarles esa misma plata al 24% a las empresas? Pierdo plata”.

Por ahora no hay respuesta. La ardilla del Banco Central está viendo a ver si usa la cola o el hocico para tapar la nueva grieta. Para tratar de evitar a toda costa que el océano de pesos que emitió termine de taparnos.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Argenzuela: por qué Susana no debería tener tanto miedo

Lo Último

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Audio

Deuda: con un ojo en “cuánto” y el otro en “cuándo"

Audio

Se vienen los “rojos”, pero están desteñidos