Menú
×
Cadena 3

Mercado cambiario

El “dólar Néstor” y el “dólar Alberto”

Al presidente le encanta comparar la situación de hoy con la que recibió Kirchner en 2003, en especial cuando habla de la deuda. Es un error.

12/05/2020 | 14:25

Al presidente Alberto Fernández le encanta comparar la situación de la Argentina de hoy con la que recibió Kirchner en 2003, en especial cuando habla de la deuda argentina.

Pero es un error creer esas dos situaciones son parecidas. Kirchner recibió un país que ya hacía dos años había entrado en default. Fernández, en cambio, tiene que tratar de evitarlo.

Kirchner recibió un Estado que, por el ajustazo provocado por la caída de la convertibilidad, tenía superávit fiscal.

El Estado de Fernández, en cambio, ya había perdido el endeble equilibrio que le dejó Macri y ahora con la pandemia se hundió en un furioso déficit.

Estas dos son las diferencias más obvias. Pero hay una más, clave. Cuando Kirchner asumió la situación era muy favorable para los exportadores: el dólar era muy alto y no tenían que pagar retenciones tan altas. Y eso le permitió tener importantes ingresos de dólares para que la Argentina pudiera arreglar en 2005 la salida parcial del default y cumplir los compromisos que había tomado.

Acá la situación de Fernández es bien, bien, distinta. Hoy el dólar que cobran los exportadores está subvaluado, 69 pesos y chirolas. Artificialmente barato. Así no es negocio exportar. Y encima las retenciones son 50% superiores a las que rigieron entre 2003 y 2007.

Por eso, los paralelismos con los años de Néstor que desea Alberto Fernández no son muy convincentes. Si Argentina reordena su relación financiera con el mundo, incluso si los acreedores le dan un período de gracia, va a necesitar dólares, como los necesitó Kirchner. 

Primero, para pagarle al FMI, que encima hoy tiene una parte de la deuda argentina mucho mayor que la que tenía en 2005 y al que no se puede defaultear. Y, segundo, para pagar importaciones e inversiones que se necesitan para que la economía crezca.

¿Qué quiere decir todo esto? Que cuando Kirchner asumió, por varios años no necesitó devaluar, ni imponer un cepo ni tuvo que preocuparse por el dólar blue que a Fernández se le está escapando. Hoy, en cambio, Fernández va a necesitar blanquear el valor real del dólar, es decir devaluar, si quiere que los exportadores reaccionen, que ingresen dólares y que el dólar bolsa, el blue, el contado con liqui y toda esa parafernalia dejen de reflejar la enorme inestabilidad financiera de la Argentina.

Lo saben mejor que nosotros en el Banco Central y en el Ministerio de Economía. La cuestión no es si van a empezar a dejar que el dólar oficial suba, sino cuándo van a comenzar a hacerlo, para que el “dólar Alberto” pueda parecerse al “dólar Néstor”.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Córdoba rebelde, el regreso

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Argenzuela: por qué Susana no debería tener tanto miedo

Lo Último

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Audio

Deuda: con un ojo en “cuánto” y el otro en “cuándo"

Audio

Se vienen los “rojos”, pero están desteñidos