Menú
×
Cadena 3

Negociación

El cuento del deudor mentiroso

Ahora, en voz baja, prometen volver a conseguir el equilibrio fiscal contra el que hicieron campaña y que perdieron antes de que golpeara la pandemia.

04/05/2020 | 17:51

Argentina entró en tiempo de descuento para la negociación de la deuda externa. Este viernes vence el plazo que el gobierno les dio a los bonistas para que acepten o no la oferta.

La mayoría de los fondos conocidos volvieron a rechazar ayer la propuesta argentina, luego de que el ministro Martín Guzmán publicara una columna en The Financial Times, tal vez la publicación financiera más prestigiosa del planeta. Allí Guzmán ratificó que la oferta es la que hay sobre la mesa.

Distintas versiones dicen que Argentina tiene el visto bueno del 20% de los bonistas. Otras hablan de 40%. El problema es que necesita el acuerdo del 75% de estos fondos, acostumbrados a jugar al borde y con los abogados más caros de Wall Street.

Como están las cosas, parecen dos trenes destinados a chocar.

El principal obstáculo es la falta de credibilidad de Argentina. Guzmán repitió en su columna que Argentina no puede pagar más y que no les pide a los acreedores que pierdan, sino que ganen menos. Es lo mismo que dijo el país en los canjes de 2005 y 2010, para volver a entrar en default poco después.

Bajito, casi inaudible, Guzmán prometió también que la Argentina se va a conseguir un equilibrio fiscal primario. Para los bonistas no va a ser fácil de creer. Con enorme esfuerzo y a costa de perder las elecciones, el gobierno de Mauricio Macri había logrado el año pasado no sólo equilibrio, sino superávit fiscal primario. Pero quienes están hoy en el gobierno, encabezados por el actual presidente, Alberto Fernández, basaron toda su campaña en atacar las duras medidas de ajuste que permitían lograr ese superávit. 

Ahora, prometen volver a conseguir lo que no supieron o no quisieron cuidar ni siquiera antes de que golpeara la pandemia.

Y ese es el mayor problema para la oferta argentina: nosotros somos como el pastor mentiroso. Y Guzmán no tiene que convencer a las ovejas. Tiene que convencer a los lobos.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Billetes crocantes (e inflación) para todos y todas

Lo Último

Audio

“Cepo full”: atrapados entre la inflación y la recesión

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Audio

Deuda: con un ojo en “cuánto” y el otro en “cuándo"