Menú
×
Cadena 3

Política económica

A este paso, Alberto va a tener que prorrogar la pandemia

Sin plan a la vista, el gobierno perpetúa congelamientos, prohibiciones y subsidios del inicio de la pandemia: tarifas, alquileres, despidos, IFE, ATP, créditos, precios y siguen las firmas.

25/09/2020 | 13:55

El gobierno no tiene un programa claro de salida para la crisis económica. Si lo tiene, no lo ha mostrado. Tal vez por eso lo único cierto, concreto y notorio que viene haciendo Alberto Fernández es prorrogar. Prorroga todo. Son todas las medidas dictadas al principio de la cuarentena, e incluso algunas de ellas antes de la cuarentena, cuando la economía, aunque ya estaba tocada y hundida, estaba menos dañada que ahora.

Sin embargo, en la Casa Rosada lo que funciona parece ser la lapicera automática de prorrogar medidas. Fernández viene prorrogando los precios máximos del 6 de marzo aunque desde entonces haya habido una emisión colosal de pesos y los supermercados adviertan riesgo de desabastecimiento. Hasta el 31 de octubre hay precios máximos. Lo mismo con los despidos y las suspensiones, prohibidos desde abril. Ayer la prohibición se prorrogó hasta el 30 de noviembre.

También se fue prorrogando sin solución el congelamiento de tarifas de los servicios públicos, que además se amplió a las telecomunicaciones. Lo mismo pasa con la prohibición de que las empresas corten el servicio si el cliente no paga. O sea que los servicios se atrasan cada vez más con la inflación y encima sube la mora. Igual sucede con los aumentos de alquileres y créditos hipotecarios UVA y con la suspensión de desalojos por falta de pago. Hasta el 31 de enero los propietarios seguirán pagando los platos rotos. También siguen suspendidas las ejecuciones hipotecarias de todo tipo. Con los subsidios pasa algo parecido. El Ingreso Familiar de Emergencia, el IFE, que había sido pensado por una vez y para 3,6 millones de personas y terminó siendo para 9 millones tendrá ahora una cuarta versión. Y también habrá una sexta versión del ATP, el subsidio del Estado a sueldos privados, para los salarios de septiembre, aunque en este caso se ha ido moderando a la baja. Las cuentas del Estado están en absoluto rojo y no dan para más.

Hasta el endurecimiento del cepo al dólar es, en el fondo, la consecuencia de una prórroga. El gobierno no quiere devaluar ni desdoblar el mercado en forma abierta, pero entonces estira y estira una situación de mucha incertidumbre en la que todos corren al dólar y nadie suelta un dólar. Como el tema no se resuelve, hay que endurecer más y más el cepo.

El gobierno va acumulando así una fila cada vez más grandes de ollas de presión. La pandemia es una buena razón para justificar la falta de resolución. Pero en algún momento, hasta la pandemia se diluirá. Quien sabe. Capaz que en ese momento el gobierno prorroga también la pandemia, por decreto, para no tener que destapar las ollas a presión, que todavía seguirán allí.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Noticias desde la tierra para Alberto Fernández

Audio

Guernica: el fin de la inocencia

Audio

Hola default: el destino de la Municipalidad de Córdoba

Lo Último

Audio

Hola default: el destino de la Municipalidad de Córdoba

Audio

Argentina en su laberinto: AUH, IFE, desempleo y déficit

Audio

Festival de bonos para no hacer lo que hay que hacer