Menú
×
Cadena 3

Default o no default

60 días que marcarán nuestras vidas

Sin préstamos de países que sí ahorran, ¿con qué inversión vamos a dejar atrás 12 años de inflación, 9 años de recesión y la paliza de la cuarentena?

22/04/2020 | 16:50

Hace casi exactamente cuatro años, el 26 de abril de 2016, bajo el gobierno de Macri, Argentina salía del default, depositando 9.352 millones de dólares en las cuentas internacionales.

Hoy, el día terminará sin que Argentina pague 503 millones de dólares en intereses que debe a bonistas privados, con lo que inicia un regreso al default.

De los últimos 19 años, Argentina pasó 15 sin cumplir lo que promete y ahora retomará ese rumbo de foragidos. Es un país raro. Todos los demás piden prestado sin problemas.

¿Qué implicancias tiene no pagar los intereses de tres bonos distintos que vencen hoy?

En principio, abre 30 días para negociar. El inicio no es auspicioso. El ministro Guzmán dijo ayer que no hay nada que negociar. Y los acreedores, agrupados en varios comités, no sólo rechazaron la oferta sino que exigen algo que Guzmán nos debe a todos desde antes de la pandemia: una proyección de los ingresos que tendría la Argentina para pagar y el plan que piensa aplicar para conseguirlos.

¿Qué pasa si en estos 30 días no se arregla con al menos 75% de los acreedores? Entramos en default selectivo con esos tres bonos. Y se abre un nuevo período de otros 30 días.

Para el 21 de junio, si no hay acuerdo, entonces los acreedores pueden pedir lo que se llama “aceleración” o aplicación de cláusulas de “default cruzado”. Piden a una asociación internacional que habilite a quienes tomaron seguros contra un default argentino a cobrar esos seguros. Entonces la cesación de pagos argentina se amplía.

¿Qué pasa después? Es difícil decirlo. En lo inmediato, empezarán los juicios. En Nueva York, mientras duran los litigios empieza a correr una tasa de interés de 9% anual, muy muy superior al extra que podría ofrecer la Argentina hoy para que los bonistas acepten.

Más allá de los juicios, un default abierto nos va a dejar una pregunta enorme: sin préstamos de los países que, a diferencia de nosotros, ahorran, ¿con qué vamos a financiar el gigantesco esfuerzo que tendremos que hacer para dejar atrás 12 años de inflación, 9 años de recesión y la paliza terminal de la cuarentena? 

Como se ve, no estamos hablando de meras variables económicas. En estos 60 días se estará decidiendo, en buena medida, cómo serán nuestras vidas.

Audios

El FMI y EEUU: de diablos a corderitos en un finde

Los inversores se hacen los osos

Los inversores se hacen los osos

Te puede Interesar

Audio

Espionaje: Macri y Di Lello vuelven a verse las caras

Audio

“Cepo full”: atrapados entre la inflación y la recesión

Córdoba rebelde, el regreso

Lo Último

Audio

“Cepo full”: atrapados entre la inflación y la recesión

Audio

Despegan los aviones… rumbo a los ‘80

Audio

Deuda: con un ojo en “cuánto” y el otro en “cuándo"